You are here
Home > Deportes

Fracaso nacional en juegos olímpicos, éxito personal de los deportistas

lineasdetextosLa no obtención de medallas a nivel global por los deportistas nacionales en los Juegos Olímpicos, no es responsabilidad de los deportistas, sino del Estado y de la Política Pública que no se ha hecho nunca cargo de esta tarea. Esta Nota es un Homenaje para los deportistas olímpicos, y a la vez, un escarnio para quienes han ejercido y profitado del poder político en desmedro del Deporte Nacional.

e2l cometido del “equipo” olímpico chileno en los Juegos ha sido magro a nivel global. Hablar de haber quedado entre los finalistas en los Juegos, como lo han dicho ya alguno de los representantes chilenos en los Juegos Olímpicos, no es un logro a nivel Nación: nada se ha ganado. Digamos las cosas como son: ser finalista no es obtener medallas. Eso es conformarse con lo que se puede solamente. Pero esa conformidad es un éxito real para los deportistas, un éxito personal, porque ellos operan prácticamente con su solo esfuerzo personal. La pregunta es, ¿podrían haber hecho más en sus condiciones? La respuesta es no. Entonces, ¿dónde está la falta? La inexistencia absoluta de Políticas Deportivas en Chile, de todos los gobiernos, el abandono completo de las autoridades frente a este tema.

Francisca Crovetto

No hay una Política Deportiva, porque no es un problema de Política Pública. El que exista hoy un Ministerio del Deporte, es meramente una división administrativa dentro de la administración política del Gobierno, pero ello no implica el que por crear un Ministerio del Deporte, exista una Política Deportiva. Ni pensar en una Política Deportiva de Estado. Formular eso, es de chiste.

Como se ve, los deportistas olímpicos chilenos no son fracasados, son ganadores en su vida, en su desafío olímpico, en su desafío de vida. Porque ellos solo con su esfuerzo personal, y repetimos SOLO CON SU ESFUERZO, obtienen logros personales y éxito personal. Conforme a las metas que pueden ponerse, son ganadores. Otra cosa, es el resultado olímpico. Ello porque en las competencias olímpicas, compiten los Estados. Tomás González no compite contra un deportista o deportistas determinados. Él compite contra el Estado de USA, contra el Estado de China, contra el Estado de Corea. Es David contra Goliat. Pero en esta historia, no existen los milagros, por ende, Goliat siempre gana.

Un resultado olímpico, esto es, una medalla, es una batalla gigantesca, es algo que una sola persona no puede enfrentar y ganar, salvo que sea un superdotado como Usain Bolt. Pero Usain Bolt es una excepción, es un destello enceguecedor dentro de un mundo normal de luces y sombras, que es lo que siempre ocurre cada vez que nace un genio.

Ricardo Soto

Esta batalla gigantesca, solo se le puede enfrentar de modo gigantesco, y eso solo lo puede hacer un gran “equipo”, una empresa completa, y esto por hoy en Chile, solo lo puede dotar el Estado. Y es gigantesco porque es un trabajo de tiempo, y el tiempo de vida de un solo sujeto no existe para ganarle al gigante. Se debe tener más tiempo de trabajo que un solo sujeto para levantar un gigante. Tiene que haber una continuidad, y eso solo podría darlo en el hoy en Chile, el Estado.

¿Es culpable el gobierno actual? No. Es culpa de todos los gobiernos y de la Política en Chile. No podemos hablar siquiera de Política Pública, porque ni siquiera existe una Política al respecto. Este es un problema más profundo, como se ve.

Los Grimaldí

¿Qué debe hacerse? Adoptarse una Política Deportiva, y con ello, invertir, dotar de recursos. Pero ya no a los deportistas que están actuando de forma individual. Esta medida solo sería dar ayudas, y volvemos al Estado asistencial, si es que alguna vez existió esto en Chile. Lo que se debe hacer es invertir recursos para formar deportistas. Haciendo una comparación con el fútbol, al menos aquí existen clubes deportivos que realizan este trabajo. No existe ese símil para el deporte olímpico en Chile. Como no existe, el Estado debiera absorber esa ausencia, formando un gran equipo de trabajo, con personas “cazatalentos” por todo el país, en las escuelas, en los gimnasios, que se convoque a seleccionar deportistas a un lugar de selección, que se contrate a formadores extranjeros, si no se tiene en Chile, con el objetivo de formar campeones. Pero todo ese trabajo debe hacerse con niños, desde la raíz. Y ello surge por hacer compromisos públicos.

Equipo de remo

Los recursos existen, si no fuera así, no se pensionarían en forma millonaria las esposas de los políticos; no se harían negocios millonarios los hijos de Presidentes (Sebastián Dávalos y señora); no habría realización de negocios futuros y contactos para “sostén” económico o enriquecimiento por ex Presidentes con vínculos que se hacen cuando son Presidentes (como Piñera, o Bachelet); no habría Presidentes de Chile favoreciendo los negocios de sus compinches de favores y negociados para la realización de negocios con el Estado de Chile, pero con un mayor costo social para la Nación chilena (como Lagos con las empresas españolas); no existirían boletas “truchas” para obtener más dinero, no estarían inflados los gastos de representación de los parlamentarios. Todos son individualmente culpables, todos los que profitan y han profitado del ejercicio del poder político. Ello, porque piensan individualmente, de forma egoísta y con codicia, en acomodarse económicamente ellos y sus cercanos, y el resto, que se rasque como pueda. La Nación de Chile, no les interesa en lo más mínimo. Solo hacen su “pega”, cumplen la función, y como los intereses de la Nación no les “interesa”, hacen mal su “pega”.

Si no se piensa en el deporte olímpico como un problema-Nación, y si en el poder político no existen personas con sus intereses puestos en la Nación toda, siempre se dependerá del esfuerzo personal de los deportistas, cuyos logros son logros de ellos, éxitos personales, pero no logros nacionales, porque solo gigantes pueden competir contra gigantes, Estado contra otros Estados, Equipos contra Equipos, y no personas solas contra Estados o contra Equipos. Tomás González no puede seguir compitiendo contra USA, o contra China. Tiene que competir Chile contra USA, o Chile contra China. Hoy son deportistas nacionales contra Naciones, son deportistas individuales contra Selecciones deportivas de los Países. David contra Goliat. Así no se puede.

Nuestros deportistas hoy son ganadores, ganadores personales, ganadores de la vida. Nada se les puede criticar. El problema son los otros, los que pudiendo hacer algo, no lo hacen, los que pudiendo cooperar por una mejor Nación, se roban sus recursos. Ellos son los culpables, por no cumplir la labor pública. Esto son los eternos fracasados. En los Juegos Olímpicos, ellos no ganaron medallas, ellos no calificaron. Ellos son los perdedores. logopeke20El Sismógrafo.-

Top